La llegada de la Biblia a Uruguay

Días pasados se realizó en el Salón Benito Stern del Municipio de Punta del Este un encuentro organizado por Sociedad Bíblica del Uruguay, sobre la llegada de la Biblia a Uruguay y su expansión en el Río de la Plata.

Mucho más que un libro, la Biblia es el eje de la fe judeo-cristiana, pero en sus páginas resume también poesía y prosa que la transforma en uno de los clásicos de la literatura universal, consejos de bienestar, historia, pautas de convivencia, y sobre todo un mensaje de esperanza y de fe.

El día del evento fue el viernes 21 de julio, y se dieron cita en el lugar representantes de SBU, la institución organizadora, de COPEM (Consejo Pastoral de Maldonado), CIEMU (Comunidad Israelita de Punta del Este), el alcalde de Maldonado Profesor Andrés Rapetti, el Director de Cultura de Maldonado Profesor Jorge Céspedes, el Jefe de Circunscripción del Océano Atlántico CN Carlos Ballestrino, y el alcalde anfitrión Javier Carballal.

Samuel Duarte (SBU), alcalde Javier Carballal y Gustavo Umansky (COPEM)

Al ingresar en la sala, se podía ver una exposición de diversos ejemplares bíblicos, como la Biblia del Oso (primera traducida al español), y la más pequeña del mundo, que sólo puede leerse a través de un microscopio. También formaban parte de la exhibición varios libros de las sagradas escrituras en Braille y otros en formato de video con lengua de señas, que luego fueron donados a la Biblioteca municipal Aramis Ramos,

La mañana comenzó con las palabras de apertura del alcalde Carballal, y el saludo de bienvenida del presidente de COPEM Nicolás Fabricius.

A continuación Samuel Duarte, secretario de Sociedad Bíblica del Uruguay, realizó una breve reseña histórica, y explicó que las Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) son una alianza mundial fundada en 1946 con el objetivo de facilitar el proceso de traducción, producción y distribución de las Sagradas Escrituras por medio de estrategias de cooperación mutua. Ese movimiento comenzó en Londres, el año 1804, con la creación de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, enfocada en la distribución de las Escrituras en Inglaterra y el país de Gales.

Con una tradición de más de dos siglos, las Sociedades Bíblicas en el mundo benefician a millones de personas con esperanza y enseñanzas de la Palabra de Dios. Reuniendo a 148 Sociedades Bíblicas, actuantes en más de doscientos países y territorios, las SBU tienen su sede en la ciudad de Swindon, Inglaterra. Orientadas por la misión de llevar la Biblia a todas las personas, en un lenguaje que puedan comprender y por un precio que puedan pagar, las Sociedades Bíblicas Unidas trabajan con todas las iglesias cristianas y muchas Organizaciones No Gubernamentales nacionales e internacionales.

EL objetivo esencial de las SBU es traducir el texto bíblico, que ya están disponibles en 3.324 idiomas hablados por 7,6 billones de personas. Las Sociedades Bíblicas se dedican a desenvolver y entregar nuevas traducciones — en cualquier lugar del mundo — a personas que nunca tuvieron una Biblia en su propia lengua. Como también ahora se encuentran enfocadas en la distribución de la biblia para personas ciegas y sordas.

También recordó que en el año 1806, llegó a las costas de Maldonado la primera tanda de biblias en español, unos 600 ejemplares que se distribuyeron por nuestro país, Argentina, Paraguay, y otros países de la región.

Luego dieron inicio las presentaciones de los expositores invitados. En primer término Pedro Gaudiano hablo sobre la Biblia y su influencia en la vida de José Gervasio Artigas, con datos que muestran claramente que nuestro prócer fue un hombre de fe, católico y cuya vida y valores se basaron en las Sagradas Escrituras. También supimos que en sus últimos años de vida en Paraguay los guaraníes el llamaban Owerawa Karaí («señor que resplandece») y Caraí Marangatú (“padre de los pobres”), entendiendo que su brillo o resplandor provenía de su interior y sus valores cristianos, que esos valores basados en la Biblia fueron la base de su amor por los excluidos, los desprotegidos. Por eso Gaudiano remarcó la importancia de rescatar esta parte de la vida de Artigas, tan conocida en los paises limítrofes pero ignorada o cercenada por años en Uruguay.

El evento que se realizó por primera vez en Punta del Este, continuó con las palabras del Rabino Daniel Dolinsky, quien abordó «El texto bíblico desde la mirada judía».


«Es impresionante, – y solamente lo puede comprender el que alguna vez abrió las escrituras-, que vos crees que estás abriendo un “libro” y el texto viene hacia vos y abre tu vida, te abre el futuro y abre tu esencia. Nosotros somos la presencia, la demostración de que el mundo existe. Estamos acá, cuál es el propósito o al esencia de esa existencia? – expresa.
Yo creo que cuando abrimos la palabra de Dios echa comprensión para nosotros, seres humanos, (que eso es lo que representa para el judaísmo el texto bíblico), es inspiracional.
Entonces no se trata de ver qué dice allí. Porque muchas veces la gente quiere que le digas qué dice ahí. Pero en vez de buscar respuestas, abrir el texto bíblico es animarse a hacerse las preguntas, es ser capaz de vivir en la duda y en la incertidumbre, porque la respuesta sos vos.
Tu vida, tu misión en la vida es la respuesta. Las respuestas no están en los textos, están en nosotros, por eso cuando tratamos el texto bíblico como un libro más, solemos pensar que podemos “estudiar Biblia”: Y que significa eso? La Biblia podes comprenderla pero el estudio de la Biblia es la profundización en la compresión y en el desafío de la vida. Y eso es lo que el judaísmo bregado hace milenios a partir del texto bíblico y por eso hoy se dijeron cosas tan importantes como que de verdad, este texto ha sido el más traducido para que todos podamos acceder a él, y ha sido lo más perseguido, lo más amado y odiado. Se han generado las sensaciones extremas porque despierta el amor más puro y profundo y también la envidia. No digo que es odio, es envidia del que no se quiere abrirá esa compresión, y envidia esa magia que tiene ese texto y quiere hacer de cuentas que no existe. Por eso lo quiere eliminar o “ningunear” al que se siente inspirado por eso.
Así que creo que lo que hoy hemos logrado es poner al texto bíblico en su dimensión y ponernos nosotros al servicio de esta oportunidad de conexión que nos da el texto bíblico. Es un gran servicio y nosotros somos seres serviciales y hoy se ha dado eso para mí.” concluyó Dolinsky luego de su presentación.

Por su parte Delfín Viano, representante de Sociedades Bíblicas Unidas, quien expuso sobre Historia y trascendencia de la Biblia, y llegó desde Argentina para el encuentro manifestó:
“Siempre es un desafío una actividad de cualquier tipo, pero para nosotros más aún cuando se da un ámbito que no es al que estamos acostumbrados, que es el ámbito de la fe, o la iglesia, que es nuestro microclima o nuestro ambiente, por lo que veníamos con mucha expectativa y cierto nerviosismo, ya que veníamos representando en mi caso a las Sociedades Bíblicas Unidas, a la Sociedad Bíblica del Uruguay y por supuesto a la Iglesia Evangélica, y sentíamos esa responsabilidad.
Pero llegado aquí lo primero que vivimos fue la atención de todas la gente del Municipio que estuvieron siempre abiertos y dispuestos y eso ya hace que las tensiones bajen.
Luego encontrar todo el público que vino, y las autoridades que nos acompañaron, que tuvieron gestos muy humanos y por supuesto escuchar tanto al Rabino Daniel Dolinsky y a Pedro Gaudiano que fue fantástico. Así que este encuentro cumplió mis expectativas sobremanera y creo que ha sido desde nuestro punto de vista como Sociedades Bíblicas y la iglesia Evangélica como un hito muy importante en términos de poner la Biblia, que le hable a la cultura, porque la Biblia tiene un mensaje también para la cultura.” – señaló.

EL cierre estuvo a cargo del Director Gral de Cultura de Maldonado Profesor Jorge Céspedes .

Finalmente consultamos a Samuel Duarte, secretario de Sociedad Bíblica del Uruguay, sobre su sentir y conclusión de la jornada compartida, a lo que con emoción respondió:
“La verdad es que el sentimiento es de alegría, esa mezcla que no sabes cómo expresar, porque no hay una palabra que defina todo lo que uno siente, pero podemos decir alegría. Es cumplir uno de esos sueños que están siempre latentes, que la Pablara sea escuchada, que esté en todos los lugares para que se pueda escuchar y además, que el mismo gobierno nos abra un espacio para nosotros muy relevante como es este salón de la Alcaldia de Punta del Este, y que nos abran una puerta para generar un espacio para que la Biblia se pueda abordar de diferentes miradas, pero siempre desde ese lugar de la transformación.
Porque la Biblia tiene un propósito de ser, y las ponencias que tuvimos hoy fueron excelentes, de distintos puntos de vista pero todas coincidieron en un punto común que es la transformación.
Me gusto mucho lo que dijo Daniel Dolinsky: “Antes de llegar ya estaba este mundo y cuando nos vamos va a seguir este mundo. Qué importante es cuando podamos hacer algo mientras estemos”
Y ese algo no tiene que ver con nuestro nombre, trascienden valores y principios que vienen de generaciones: el respeto el amor, la mirada hacia el prójimo, y todo es un resultado de las palabras que vienen de la Biblia. Entonces como personas de fe, sin duda alguna es lo que anhelamos. Ser mejores personas pero que también otros puedan tener esa experiencia.
Y estos son pequeños pasos, y por eso veníamos con mucho entusiasmo y expectativa, pero cierra diciendo que fue excelente desde todo punto de vista.
Hasta el clima, y en escenario como este que es Punta del Este, y el Departamento de Maldonado fue maravilloso. Tener un verano en pleno julio fue grandioso.
Fue tremenda la experiencia personal y recibí también de todas las personas que pudimos charlar, muchas expresiones en esa dirección. Y la mayoría resaltaron una palabra que fue armonía. Se pudo escuchar todo sin distorsión, y todos pudieron aportar desde su nota musical y se escucho todo en perfecta armonía. “- resaltó.

El evento concluyó con un momento de camaradería, y pudimos ver a los vecinos, expositores, autoridades y organizadores compartir charlas y experiencias, en un encuentro donde la diversidad y el respeto fueron el factor aglutinante.