Novedades del puente ondulante

Los problemas del segundo puente ondulante, o como se lo denomina el puente dos, tiene en vilo a la comunidad y a las autoridades, pero este martes llegó una de las cuatro vigas que servirán para apuntalar el puente 2, y ya quedó colocada y se esperaba la llegada de la segunda en las próximas horas y las restantes en la semana.
Tiene una longitud de 11.50 y un peso de 6.700 kg y quedó colocada en la tarde-noche de este martes.
Todas las vigas serán sostenidas por pilotes de hormigón en proceso diferentes.
La que será ubicada en el extremo inicial del puente, vale decir, antes de cruzar hacia el Este, estará sostenida en pilotes que reposarán sobre las recientemente finalizadas ataguías.

En tanto, las otras tres reposarán sobre pilotes que estarán apoyados en el lecho del arroyo Maldonado.
La intendente(I), Adriana Graziuso recorrió el lugar este mediodía para interiorizarse del avance de los trabajos que no cesan desde el momento en que se detectó la falla sobre el puente 2 de la Barra.

Una vez apuntalado el puente podrán iniciarse trabajos sobre él para poder habilitarlo al tránsito liviano de cara a la temporada y después de la misma se iniciará la fase dos, que es encaminar su reparación.

Con el apuntalamiento, el objetivo no sólo es afirmar el puente, sino elevarlo algunos centímetros también.
Graziuso observó las obras, habló con técnicos y con el director Darío Camacho.
La empresa contratada por la IDM, Saceem, sigue adelante con los trabajos y se espera que a la brevedad lleguen las vigas restantes para apuntalar el puente.

Este miércoles las tareas van a concentrarse en el «gateo» de esta primera viga.